El ERTE se descuenta del paro: ¿Cómo funciona y afecta?

En tiempos de incertidumbre económica y laboral, es fundamental conocer y comprender las diferentes medidas que se están implementando para proteger a los trabajadores y a las empresas. Uno de los términos que se ha vuelto recurrente en estos días es el ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), un mecanismo que permite a las empresas suspender temporalmente los contratos de sus empleados debido a causas de fuerza mayor. Sin embargo, surge una gran duda entre los trabajadores: ¿el ERTE se descuenta del paro? En este artículo, exploraremos cómo funciona este sistema y cómo afecta a los derechos de los empleados. ¡Acompáñanos en este recorrido informativo!

ERTE: impacto en el desempleo

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) es una medida que permite a las empresas suspender o reducir temporalmente los contratos de trabajo de sus empleados debido a situaciones excepcionales, como crisis económicas, desastres naturales o pandemias.

El impacto de los ERTE en el desempleo es variable y depende de varios factores. Por un lado, los ERTE pueden ayudar a mantener los empleos durante periodos de crisis, ya que permiten a las empresas ajustar su plantilla de forma temporal y evitar despidos masivos. Esto puede contribuir a frenar el incremento del desempleo.

Sin embargo, los ERTE también pueden tener un impacto negativo en el desempleo a largo plazo. Cuando una empresa se acoge a un ERTE, sus empleados pasan a estar en situación de suspensión temporal de empleo, lo que implica que no están en activo y no cuentan como desempleados en las estadísticas oficiales. Esto puede dar lugar a una subestimación del verdadero impacto de la crisis en el desempleo.

Además, si los ERTE se prolongan durante mucho tiempo o no se logra una recuperación económica rápida, es posible que algunas empresas no puedan volver a contratar a todos sus empleados una vez finalizado el ERTE. Esto puede derivar en despidos definitivos y un aumento del desempleo a largo plazo.

Es importante destacar que los ERTE no son una solución permanente para el desempleo, sino una medida temporal para mitigar los efectos de una crisis. Para lograr una recuperación sostenible del empleo, se requiere de políticas económicas y laborales que fomenten la creación de empleo y la reactivación de la economía.

Reducción paro por ERTE: ¿cuánto perderé?

Cuando una persona se encuentra en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), es común preguntarse cuánto dinero se perderá durante ese periodo. La respuesta a esta pregunta depende de varios factores.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que durante el ERTE se suspende temporalmente el contrato de trabajo, lo que significa que la empresa no está obligada a pagar el salario completo al trabajador.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, se establece una prestación por desempleo que compensa parte de la pérdida de ingresos.

La cantidad de dinero que se recibirá como prestación por desempleo durante el ERTE dependerá del salario que se haya percibido antes de la suspensión del contrato. En general, la cuantía de la prestación será aproximadamente el 70% de la base reguladora, que es el promedio de los salarios recibidos en los últimos 180 días.

Es importante tener en cuenta que existe un límite máximo y mínimo para la cuantía de la prestación por desempleo. En 2021, el límite máximo es de 1.411,83 euros mensuales y el límite mínimo es de 501,98 euros mensuales.

Además, es importante tener en cuenta que durante el ERTE, el trabajador seguirá cotizando a la Seguridad Social, lo que implica que se seguirán acumulando periodos de cotización para calcular futuras prestaciones por desempleo o para la jubilación.

Querido/a interesado/a en el tema del ERTE y su impacto en el paro,

Mi recomendación final para ti es que te informes exhaustivamente sobre cómo funciona el ERTE y cómo afecta a tu situación laboral y a tus derechos como persona desempleada. Es importante que entiendas las implicaciones y consecuencias de esta medida para que puedas tomar decisiones informadas y adecuadas a tu situación particular.

Para comprender mejor el funcionamiento del ERTE, te sugiero que consultes fuentes de información confiables, como la web oficial del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de tu país o cualquier entidad gubernamental encargada de la gestión del empleo. Estas fuentes te proporcionarán información detallada sobre los requisitos, plazos y procedimientos necesarios para solicitar y recibir el subsidio por desempleo durante un ERTE.

Recuerda que cada caso es único, por lo que es recomendable que te pongas en contacto con un asesor laboral o un profesional especializado en materia de empleo para que pueda evaluar tu situación personal y brindarte orientación específica.

Además, es fundamental que estés preparado/a para los posibles cambios y ajustes que puedan surgir durante el proceso del ERTE. Mantén una actitud proactiva, busca oportunidades de formación y reciclaje profesional que te permitan mejorar tus habilidades y aumentar tus posibilidades de reincorporación al mercado laboral.

Finalmente, te animo a mantener una actitud positiva y perseverante. La situación de un ERTE puede ser complicada y generar incertidumbre, pero recuerda que es temporal y que, con esfuerzo y determinación, podrás superar esta etapa y encontrar nuevas oportunidades.

¡Mucho ánimo y éxito en tu camino!

Deja un comentario