Se puede volver al ERTE, después de salir

En el contexto actual de la pandemia de COVID-19, muchas empresas se han visto obligadas a recurrir a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) como medida para hacer frente a la crisis económica causada por la paralización de la actividad. Estos ERTE han permitido a las empresas suspender o reducir temporalmente los contratos de trabajo, garantizando así la supervivencia de los negocios mientras se espera la recuperación de la demanda. Sin embargo, surge la duda de si es posible volver al ERTE una vez que se ha salido de él. En este contenido, exploraremos esta cuestión y analizaremos las posibilidades y condiciones para volver a acogerse a un ERTE después de haber salido de él. ¡Sigue leyendo para encontrar todas las respuestas!

Tiempo de espera para recontratar

El tiempo de espera para recontratar se refiere al período de tiempo que debe transcurrir antes de que un empleado pueda ser recontratado por la misma empresa después de haber sido despedido o haber renunciado. Este tiempo de espera puede variar dependiendo de las políticas y regulaciones laborales de cada país o empresa.

Algunas empresas pueden establecer un tiempo de espera mínimo antes de considerar la recontratación de un antiguo empleado. Esto se hace con el fin de permitir que el empleado tenga la oportunidad de explorar otras oportunidades laborales y adquirir nuevas experiencias antes de regresar a la empresa. Además, el tiempo de espera también puede servir como una forma de evaluar si el empleado realmente ha aprendido de los errores pasados y está dispuesto a comprometerse nuevamente con la empresa.

En algunos casos, el tiempo de espera para recontratar puede ser de unos pocos meses, mientras que en otros casos puede ser de varios años. Esto dependerá de factores como la gravedad de la razón por la que el empleado fue despedido o renunció, así como de la política interna de la empresa.

Es importante tener en cuenta que el tiempo de espera para recontratar no siempre es obligatorio y puede variar según la situación. Algunas empresas pueden optar por recontratar a un antiguo empleado antes de que se cumpla el tiempo de espera establecido, especialmente si consideran que el empleado ha demostrado un cambio positivo y está dispuesto a enmendar sus errores pasados.

Encuentro otro trabajo estando en ERTE

Estando en ERTE, es posible encontrar otro trabajo mientras se está en esta situación de suspensión temporal de empleo. Aunque el ERTE implica que el trabajador no puede ejercer su labor en la empresa en la que está contratado, esto no impide que pueda buscar y aceptar otro empleo.

La búsqueda de otro trabajo puede realizarse tanto en el mismo sector laboral como en uno diferente. Algunas personas optan por buscar empleo en sectores relacionados con su experiencia y habilidades, mientras que otras deciden explorar nuevas oportunidades en campos completamente distintos.

Es importante destacar que el trabajador en ERTE debe cumplir con sus obligaciones y deberes legales. Esto significa que debe notificar a la empresa en ERTE sobre su intención de buscar otro empleo y obtener su consentimiento para hacerlo. Además, el trabajador debe mantenerse disponible para reincorporarse a su puesto de trabajo original en caso de que la empresa lo solicite durante el período de ERTE.

En cuanto a las condiciones laborales del nuevo empleo, éstas pueden variar dependiendo de cada caso.

Es posible que el trabajador en ERTE encuentre un trabajo a tiempo completo, a tiempo parcial o incluso empleos de corta duración. Cada situación debe ser evaluada individualmente y ajustada a las necesidades y expectativas del trabajador.

Mi recomendación final para alguien interesado en volver al ERTE después de haber salido es tener en cuenta los siguientes puntos:

1. Evalúa tu situación financiera: Antes de tomar la decisión de volver al ERTE, es importante que analices tu situación económica actual. Considera tus gastos, ingresos y posibles alternativas de empleo. Si realmente necesitas el apoyo económico que brinda el ERTE, entonces podría ser una opción viable.

2. Infórmate sobre los requisitos y procesos: Asegúrate de conocer los requisitos y procedimientos necesarios para volver al ERTE. Puedes obtener esta información a través de los organismos pertinentes, como el Servicio Público de Empleo (SEPE) en tu país. Asegúrate de cumplir con todos los requisitos antes de tomar cualquier decisión.

3. Comunícate con tu empleador: Si estás pensando en volver al ERTE, es importante que hables con tu empleador y le expliques tu situación. Comparte tus preocupaciones y expresa tu interés en regresar al ERTE. Ellos serán los encargados de gestionar tu reincorporación al programa.

4. Evalúa las consecuencias: Antes de volver al ERTE, considera las posibles consecuencias a largo plazo. Por ejemplo, es posible que tu empleador tenga que realizar ajustes en el equipo de trabajo debido a tus ausencias y esto podría afectar tus perspectivas laborales en el futuro. Además, es importante tener en cuenta que el ERTE es una solución temporal y eventualmente tendrás que buscar una estabilidad laboral más permanente.

En resumen, si realmente necesitas el apoyo económico que brinda el ERTE y cumples con los requisitos necesarios, puedes considerar volver a solicitarlo. Sin embargo, es importante evaluar tu situación financiera y laboral a largo plazo antes de tomar cualquier decisión.

Deja un comentario